Comer postres no es necesariamente malo para la salud

Muchos pensarán que comerse un postre sin azúcar y sin harina refinada no es darse un gusto, pero Johana Clavel asegura que sí se puede comer sabroso, al tiempo que se cuida la salud.

Esta chef venezolana ha hecho de sus preparaciones un estilo de vida, las cuales quedan a la medida de personas con regímenes especiales o aquellos que simplemente quieran cuidar su salud.

“Me encanta la idea de poder ofrecer una opción que sea libre de azucares y harinas refinadas porque sé cuán dañina esto puede ser para todos. No hay nada que me llene más que personas con condiciones especiales, como diabetes, intolerencia al glutén, pueda preparar sus postres sin poner en riesgo su salud, al tiempo que lo disfrutan. Yo hago postres sin azúcar y harina refinada que sean lo más rico posible, incluso los mezclo con vegetales para aportarles nutrientes, como los muffins de zanahoria o los de calabacín”, explica Clavel.

Señala que hay postres para todo el mundo: veganos, orgánicos, entre otros. Añade que lo interesante de estas recetas es que se pueden hacer sustituyendo ingredientes por otros, lo cual no le va a quitar nada a la receta original, sino agregar otros elementos para hacerla más rica y nutritiva.

“El azúcar refinada se puede sustituir por azúcar de coco, o la morena, se puede utilizar también estevia. También evitamos la harina blanca (la de trigo) y sustituimos por harina de arroz, de almendras, avena, frutos secos, de garbanzos”, comenta.

La chef asegura que se pueden hacer cualquier tipo de postres sustituyendo sus ingredientes originales por estos más saludables. “He hecho tres leches, torta marmoleada, pie de limón, cheesecake, galletas, muffins, mis favoritos siempre son las que tienen chocolate, los hago todos, he hecho todo tipo de postres, y todos pueden tener su versión más nutritiva y se pueden disfrutar sin culpa, ni remordimiento”.

 

Cocinar sin culpas

Johana comparte dos recetas que se pueden comer sin culpa y remordimientos. La primera son las galletas Reinitas, aquellas favoritas de los niños en los años 80y 90. Para los ingredientes se necesitan: 1 taza de harina de almendras, ¼ taza de polvo de arrurruz o almidón de yuca o mezcla de harina sin gluten, cinco cucharadas de aceite de coco, ½ cucharada de extracto de vainilla, 1 cucharada de miel cruda, 1/4 taza de azúcar de coco o endulzante a base de stevia y una pizca de sal.

La preparación es sencilla, se mezclan los ingredientes, se refrigera por unos minutos, luego se aplana sobre papel plástico, se corta con la figura redonda, se cubre con papel plástico y con la cuchara hacerle un pequeño espacio en el centro donde colocaremos la mermelada de fresas. Se hornea sobre papel encerado a 350°F por 10 a 12 minutos.

Para hacer la mermelada se usa 1 taza de fresas, 1/2 taza de frambuesas, 2 cdas de azúcar de coco y 2 cdas de miel. Se cocinar tapado a fuego medio bajo hasta que se espese.

Los muffins de cambur y zanahoria se hacen de la siguiente manera: con tres huevos, 1/4 taza de azúcar de coco o stivia, dos cambures hechos puré (triturados con el tenedor), dos zanahorias crudas pequeñas, 1 Cdta de polvo para hornear, 1 Cdta de vainilla, una pizca de canela en polvo, una cda de aceite de coco derretido, 1 y 1/2 taza de harina de avena y chispas de chocolate.

Se procesan todos los ingredientes, menos las chispas de chocolate. Estas se agregan al final de manera envolvente. Luego se vierten en capacillos de cupcake y se hornean por 15 minutos a 350F.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente:vv

Sobre Margarita Buenisima

Las Noticias Mas Relevantes del Día a Dia