Colombia protestó al Gobierno nacional la “violación” de su territorio por efectivos de la GNB

El Ministerio de Relaciones Exteriores neogranadino dijo que el hecho se produjo el 1 de noviembre en el sector Pica del Dos, municipio Tibú, departamento Norte de Santander, fronterizo con Venezuela

El Gobierno de Colombia protestó este miércoles a Venezuela por la “violación” de su territorio el pasado 1 de noviembre por presuntos efectivos de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), específicamente en el sector Pica del Dos, municipio Tibú, departamento Norte de Santander.

“(…) una vez analizados los informes recibidos del Comando Central de las Fuerzas Militares y del Ministerio de Defensa (colombiano), se pudo confirmar que estos hechos sí ocurrieron. Por lo tanto sí hubo violación del territorio nacional”, señaló parte del comunicado publicado por el Ministerio de Relaciones Exteriores neogranadino.

 

En diversas ocasiones, Colombia ha reclamado la “violación” de su soberanía por efectivos militares venezolanos. El pasado mes de agosto, Bogotá protestó a Caracas por la supuesta incursión de dos helicópteros y 30 efectivos de la GNB en el municipio Tibú.
El Gobierno nacional, por su parte, ha rechazado esas acusaciones calificándolas de “falsos positivos” para “agredir” a Venezuela.
De hecho, el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, pidió “máxima alerta” a la FANB, luego de que el 4 de noviembre grupos irregulares colombianos asesinaran, en una emboscada, a tres GNB e hirieran a otros tres en el estado Amazonas.
López señaló, en ese entonces, que el acto se produjo en represalia a la captura de nueve paramilitares colombianos, entre los que se encontraba Luis Felipe Ortega Bernal, alias Garganta, a quien el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia reconoce como un cabecilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN).
El asesinato de los castrenses venezolanos fue condenado por el Gobierno del vecino país que ofreció su colaboración para capturar a los responsables.
Las relaciones entre ambas naciones se han deteriorado progresivamente durante los últimos años. El Gobierno de Ivan Duque considera el Gobierno nacional como una dictadura y apoya que la Corte Penal Internacional (CPI) abra una investigación por “crímenes de lesa humanidad” en Venezuela.
Venezuela, por su parte, ha denunciado la imposibilidad de establecer un canal de comunicación con el Gobierno y el Ministerio de Defensa colombiano, para atender asuntos comunes como la seguridad fronteriza.
Igualmente, ha acusado al Gobierno neogranadino por su “incapacidad” de controlar a grupos irregulares de ese país, así como el incremento del narcotráfico que afectan el territorio venezolano.
Fuente: via eu